Qué es el acoso laboral: Definición, consecuencias y tipos

El acoso laboral es una forma de violencia psicológica que se da en el ámbito laboral. Consiste en hostigar, amenazar o atacar a un compañero de trabajo de manera verbal, física o sexual. Si bien este tipo de conductas suelen ser ignoradas e incluso justificadas por muchas personas, las consecuencias pueden ser graves tanto para la víctima como para el agresor. En este artículo te explicamos todo lo que hay que saber sobre el acoso laboral: qué es, cuáles son sus consecuencias y los diferentes tipos que existen.

El acoso laboral es una problemática que afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque las últimas suelen ser las más vulnerables. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 40% de las mujeres en el mundo ha sufrido algún tipo de acoso laboral en algún momento de su vida.

Sin embargo, este tipo de violencia psicológica no siempre es fácil de detectar o reconocer. A menudo, las víctimas son incapaces de identificar el comportamiento como acoso y muchas veces ni siquiera se dan cuenta de que están siendo víctimas de este tipo de abuso. Esto se debe en parte a que el acoso laboral suele ser una conducta sutil y progresiva, que puede empezar siendo inofensiva e incluso halagüeña, pero que poco a poco va escalando hasta convertirse en un verdadero tormento para la víctima.

Los agresores de este tipo de violencia suelen ser personas con cierto poder sobre la víctima, ya sea porque ocupan un puesto de autoridad o porque tengan más antigüedad en la empresa. De hecho, el acoso laboral suele darse en entornos jerárquicos desiguales, donde existe una clara desproporción de poder entre el agresor y la víctima. Esto no quiere decir, sin embargo, que el acoso laboral no pueda darse también entre iguales o incluso que la víctima sea también el agresor.

El acoso laboral puede tener graves consecuencias tanto para la víctima como para el agresor. A nivel personal, el acoso laboral puede causar problemas de salud mental y física, así como trastornos del sueño y de la alimentación. También puede afectar negativamente la vida personal de la víctima, causando problemas en su relación de pareja o con sus hijos. En el ámbito laboral, el acoso puede llevar a la víctima a perder su trabajo o, incluso, a cambiar de empresa. En el caso del agresor, el acoso laboral puede tener consecuencias legales, ya que es una forma de violencia y abuso de poder.

Existen diferentes tipos de acoso laboral, que se caracterizan por la naturaleza de las conductas agresivas. El primer tipo es el acoso verbal, que consiste en insultar, amenazar o humillar a un compañero de trabajo de manera repetida. El segundo tipo es el acoso físico, que se caracteriza por agredir físicamente a un compañero de trabajo. El tercer y último tipo es el acoso sexual, que consiste en realizar comentarios o gestos sexuales no deseados, así como en forzar a la víctima a tener relaciones sexuales.

Aunque el acoso laboral es una problemática muy grave, todavía hay muchas empresas que no lo consideran una prioridad. Sin embargo, cada vez son más las empresas que se están dando cuenta de la importancia de prevenir y erradicar el acoso laboral en sus entornos de trabajo. Para ello, es fundamental que las empresas cuenten con una política clara y eficaz contra el acoso laboral, así como con un sistema de denuncias que permita a las víctimas poder hacer frente a este tipo de abusos.

Si has sufrido acoso laboral, lo primero que debes hacer es informar a tu empresa. Si no te sientes seguro o no quieres hacerlo de manera directa, puedes acudir a una asociación de defensa de los derechos laborales o a un abogado especializado en este tipo de problemáticas. También puedes presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo o, incluso, ante la Policía. Si decides hacerlo por tu cuenta, debes asegurarte de que cuentas con pruebas suficientes para demostrar el acoso laboral, ya que de lo contrario tu denuncia puede no tener éxito.

El acoso laboral es un problema muy grave que afecta a miles de trabajadores en todo el mundo. Si has sufrido acoso laboral, debes informar a tu empresa y, si no te sientes seguro o no quieres hacerlo de manera directa, puedes acudir a una asociación de defensa de los derechos laborales o a un abogado especializado en este tipo de problemáticas.

Contáctanos y agenda una cita, uno de nuestros especialistas en derecho laboral, acompañará tu caso, la consulta es totalmente gratuita.

Completa el formulaio, y agenda una cita completamente gratis, con uno de nuestos abogados asociados.